DESCUBRE UNA EUROPA SIN FRONTERAS
 
Trabajar en el extranjero es el objetivo de muchos jóvenes, que ven en esta posibilidad una doble ventaja: ganar experiencia profesional y a la vez conocer otras culturas y otros países.
 
Esta búsqueda debe realizarse con precisión, pués a la dificultad de encontrar trabajo se añade la de hacerlo en otro idioma. Por eso antes de plantearse un proyecto de trabajo internacional hay que prepararlo a fondo y eso incluye varios aspectos como el idioma, el CV adaptado al país etc. 
 
Si se tiene intención de trabajar en el extranjero, merece la pena aprovechar diversas opciones que pueden simplificar y ayudar: estudiar en otros países para completar la formación, realizar prácticas con programas como Erasmus, Leonardo, Phare, trabajar en campos de trabajo internacionales, solicitar becas para mejorar el idioma, o realizar trabajos de temporada, permiten conocer el terreno y tantear las opciones profesionales.